¿Qué tipos de tetinas existen? Consejos para elegir la mejor
Descubre en este artículo tipos de tetínas y las diferencias para elegir la mejor tetina para tu bebé.
bebe,tienda,madrid,toledo,yuncos,barata,
15753
post-template-default,single,single-post,postid-15753,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-2.1.1,cookies-not-set,woocommerce-no-js,ajax_updown_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-overridden-elementors-fonts,columns-4,qode-theme-ver-19.9,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive,elementor-default
tipos-de-tetinas-piecitos-mundobebe-yuncos

¿Qué tipos de tetinas existen? Consejos para elegir la mejor

A la hora de elegir un chupete o un biberón, el tipo de tetina que lleva incorporada puede hacer que sea la preferida del bebé o que no coma lo más mínimo. Decantarse por la tetina correcta para nuestro retoño es todo un reto, por eso en este artículo queremos desvelar todos los tipos de tetinas que se pueden adquirir en las tiendas de puericultura y cómo decidirte por una.

¿Qué es una tetina?

La tetina es el término por el que se define al componente de chupetes o biberones que tiene contacto directo con la boca del bebé. Su forma busca imitar a un pezón materno y tiene un agujero mediante el cual los bebés pueden alimentarse.

La diferencia entre las tetinas de los chupetes y las de los biberones es que sólo estas últimas son las que permiten pasar líquido. Las tetinas de los chupetes no sirven para la alimentación del bebé.

 

Clasificación de los distintos tipos de tetinas

El abanico de tipos de tetinas que hay en el mercado es bastante amplio. Esta es una característica que se repite en casi todos los artículos para niños, desde el necesario carrito de bebé hasta la cuna pasando por los tipos de pañales.

Vamos a ver los distintos tipos de tetinas que existen teniendo en cuenta diferentes criterios para su clasificación.

Tipos de tetinas según su composición

·         Tetina de látex: las tetinas de látex están compuestas por materiales naturales de gran resistencia. Se reconocen por tener un color anaranjado. Es conveniente cambiarlas cada cierto tiempo para evitar su desgaste al volverse pegajosas y, al ser un tipo de tetina de material natural, pueden coger olores y sabores que la alteran.

·         Tetina de silicona: este material no es natural y, por tanto, no se deteriora en la medida en la que le pasa al tipo de tetina anterior, si bien es verdad que es un poco más delicado y puede sufrir algún tipo de desgaste al rasgarse con los dientes del niño o al lavarla. A simple vista, se diferencian de las anteriores en que son totalmente transparentes y no se deforman.

Tipos de tetinas según el flujo

Cuando hacemos una distinción de tipos de tetinas según el flujo, nos referimos a la cantidad de líquido que deja traspasar a través del orificio. Las de flujo lento tiene un solo orificio y los otros tipos van incorporando más o cambiando de forma según se tenga que preparar el biberón.

·         Flujo lento: el líquido que circula a través de este tipo de tetina fluye lentamente. Es la que se suele emplear para bebés recién nacidos o para aquellos que, a pesar de tener cierto tiempo de vida, siguen con ciertos problemas a la hora de alimentarse a través de este método de succión.

·         Flujo medio: a medida que el bebé va creciendo ya está más familiarizado con el modo en el que se obtiene el alimento y demanda más cantidad. Lo ideal es pasarlo al tipo de tetina de flujo medio para que ingiera más y no se muestre ansioso a la hora de la comida, esto suele darse a partir de los 3 meses.

·         Flujo rápido: el bebé ya está más crecido y es un gran conocedor del arte de mamar. Sus tomas ya son de más cantidad de leche, por lo que una tetina de flujo rápido es una buena opción para la hora de comer.

·         Flujo variable: con este tipo de tetina se puede regular la cantidad de flujo que fluye a través de la tetina. No importa la edad del lactante, el sistema se regula solo.

tetina-tommee-tippee-venta-distribucion-piecitos-mundobebe

Tipos de tetinas según el tipo de biberón

En esta clasificación de los distintos tipos de tetinas nos centramos en el tipo de boca que tienen los biberones que se emplean para la hora de alimentar.

·         Tetina de boca estrecha: el biberón que se emplea con este tipo de tetinas es el que tiene una apariencia más alargada y, por tanto, la tetina también tendrá una boca estrecha para adaptarse.

·         Tetina de boca ancha: estas son las que se adaptan a los biberones anchos, los que más proliferan de un tiempo a esta parte por su facilidad de limpieza.

Tipos de tetinas según su uso

En esta clasificación de tetinas nos fijamos en la densidad del líquido que va a llevar el biberón. Como es lógico, no va a dar el mismo resultado si el niño ingiere leche con cereales en polvo que solo agua. Elegir el tipo de tetina más acorde nos permitirá no desesperar al bebé y que se alimente sin agobios de ninguna clase en cualquiera de las etapas de su desarrollo que se encuentre.

·         Tetina para leche: es el tipo de tetina más usada mientras dura la alimentación por biberón del bebé. Su diseño se adapta a la densidad de la leche para bebés en polvo o para la leche materna que se introduce en el biberón.

·         Tetina para otros usos: en función de esa densidad encontramos tipos de tetinas para líquidos poco densos, como puede ser el agua, u otros con más cuerpo como zumos o papillas líquidas de cereales que requieren tipos de tetinas apropiadas para ello. Son el paso previo a la introducción de las papillas en la alimentación del bebé.

Tipos de tetinas según su forma

Encontramos distintos tipos de tetina según la definición de su forma. Lo normal es ir probando con qué tetina come mejor el bebé, ya que muchas veces la forma influye en la comodidad que proporciona al pequeño.

·         Tetina de gota:  se puede definir como el tipo de tetina de toda la vida. Se caracteriza por tener una forma redondita y protuberante, como si fuera un globo. A pesar de ser la más empleada antaño, ciertos pediatras la desaconsejan ahora por posibles deformaciones del paladar.

·         Tetina anatómica: este tipo de tetina es redondeada pero aplanada por un lado de modo que se mejora la adaptación al paladar y se evitan las temidas deformaciones. La parte plana es la que se coloca contra la lengua del bebé.

·         Tetina fisiológica: se emplea para el paso del pecho materno al biberón ya que es la que más se asemeja al pezón materno. La forma de este tipo de tetina es más alargada que las anteriores y tiene rugosidades que consiguen un efecto de agarre muy parecido al pezón.

¿Cómo elegir un determinado tipo de tetina para tu bebé?

tipos-de-tetinas-piecitos-mundobebe-yuncos

 

Después de conocer todos los tipos de tetinas posibles, llega el momento de decidir por cuál nos decantamos para nuestro bebé. Cada niño es un mundo y, aunque se pidan opiniones a conocidos o familiares, en cierto modo, va a ser el propio bebé el que decida cual usar para su alimentación.

Para acertar con la elección es necesario ir probando. Lo más normal es que la primera elección sea a cargo de los progenitores, pero una vez que el bebé haya probado puede determinar si le gusta o no y habrá que ir descartando opciones. El niño protestará a la hora de comer o incluso puede llegar a rechazar el biberón.

Después de tener en cuenta lo visto en el apartado anterior, se encontrará el modelo de tetina más adecuado al conjugar distintos aspectos:

·         Edad: Como ya hemos visto, en función de la etapa en la que se encuentre el bebé, se necesitará un tipo de tetina u otro. Lo más normal es que se opte por tetinas de flujo lento y anatómicas en sus primeros meses de vida para ir cambiando luego a los otros modelos más avanzados.

·         Alergias o intolerancias: hay bebés que muestran reacción al material con el que está hecho la tetina. Evidentemente, este es un criterio de muchísimo peso a la hora de decantarse por una u otra.

·         Estilos de vida: hay tetinas desechables de un solo uso que son muy cómodas para progenitores que viajan mucho y no pueden ocuparse de la correcta esterilización diaria de este elemento.

·         Otras características: cada bebé presenta características propias que no tiene que compartir con otros. Por ejemplo, un retoño que padece mucho de gases y cólicos, será el candidato perfecto para una tetina anticólicos. Si el pequeño tiene síntomas de regurgitación más agudas de lo normal, se puede adoptar una tetina antirregurgitación para que la leche espesada que toma el bebé fluya sin problemas.

En Piecitos Mundobebe te podemos asesorar sobre el tipo de tetinas para tu pequeño en función de sus propias características y necesidades. Somos especialistas en el mundo de la puericultura y en conseguir las sonrisas de los más pequeños. ¡Infórmate!



No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.